Saltar al contenido

Philips 3200 vs De’Longhi Magnifica S: Dos cafeteras superautomáticas top ventas

El mundo del café es de los más amplios que hay ahora mismo, y sigue creciendo conforme va ganando adeptos. Yo soy una apasionada del café, y siempre estoy buscando las cafeteras más adecuadas para cada tipo de café. Esto me ha llevado a comparar dos de los modelos más vendidos del mercado, Philips 3200 vs De’Longhi Magnifica S, y ver si, realmente, son tan buenas como dicen.

Lo cierto es que las opiniones que tienen me hacen pensar que son dos de las grandes cafeteras superautomáticas del momento. Y, aunque no tienen el mismo precio, sí se sitúan en un rango económico similar, así que, voy a mostrarte las diferencias y similitudes más importantes entre ellas para que decidas cuál se adecúa mejor a tus preferencias. ¡Vamos allá!

Philips 3200
Philips Serie 3200 Cafetera Superautomática - Sistema de Leche LatteGo, 5...
POTENCIA
1450 vatios
PRESIÓN
15 bares
NIVELES MOLIENDA
12
VOLUMEN DEPÓSITO AGUA
1,8 litros
DOBLE SALIDA
CAFÉ MOLIDO
ESPUMADOR DE LECHE
PANTALLA TÁCTIL
Philips 3200
Philips Serie 3200 Cafetera Superautomática - Sistema de Leche LatteGo, 5...
POTENCIA
1450 vatios
PRESIÓN
15 bares
NIVELES MOLIENDA
12
VOLUMEN DEPÓSITO AGUA
1,8 litros
DOBLE SALIDA
CAFÉ MOLIDO
ESPUMADOR DE LECHE
PANTALLA TÁCTIL

Philips 3200 vs De’Longhi Magnifica S: Diferencias más importantes

En primer lugar, analizamos las diferencias principales entre las dos cafeteras, que son las que más nos ayudarán a tomar una decisión:

Capacidad del recipiente de granos de café

Tanto la Philips 3200 como la De’Longhi Magnifica S son cafeteras en las que se puede moler directamente los granos de café. Y, una de sus diferencias, es la capacidad que tiene el depósito en el que van estos granos, que es de 250 gramos en la De’Longhi y de 275 gramos en la Philips. Vale, no es una diferencia muy grande, pero 25 gramos de café es el 10% del depósito, así que conviene tenerla en cuenta. 

Niveles de molienda

Como sabes, las cafeteras superautomáticas incorporan un molinillo que muele los granos de café al momento, para mantener todo su aroma e intensidad durante más tiempo de forma más concentrada. En este caso, el molinillo de la Philips 3200 es de cerámica, y tiene 12 niveles de molienda entre los que puedes elegir. Por su parte, la De’Longhi Magnifica S tiene un molinillo de acero cónico con 13 grados de molienda, uno más. 

Recipiente para la leche

Tal y como vas a ver a continuación, las dos cafeteras tienen un espumador con el que pueden crear espuma de leche. Sin embargo, la Philips 3200 tiene una ventaja sobre su rival, y es que cuenta con un recipiente para la leche de 260 ml. Eso sí, también hay una opción para adquirir la cafetera sin el accesorio de la jarra. 

Pantalla táctil

Otra diferencia entre ambas cafeteras es que solamente la Philips 3200 tiene pantalla táctil. En el caso de la De’Longhi Magnifica S, la pantalla no es táctil, sino que está compuesta por varios botones y una rueda para seleccionar el tipo de bebida y el grado de molienda. En cambio, la selección de parámetros en la Philips 3200 se realiza con la pantalla táctil, lo que le confiere un aspecto más moderno. No obstante, para ser totalmente justos, no es una diferencia sustancial, sino más bien, estética. 

philips 3200 vs delonghi magnifica s 2

Philips 3200 vs De’Longhi Magnifica S: Similitudes a tener en cuenta

Tal y como avanzamos en la introducción, por algo son dos de las más demandadas del mercado. Entre otras cosas, porque comparten las siguientes cualidades:

Potencia y presión

Las dos cafeteras tienen la misma presión y, prácticamente, la misma potencia. Y es que tanto la Philips como la De’Longhi tienen 15 bares de presión, una cifra que es más que suficiente para este tipo de cafeteras. En realidad, para que te hagas una idea, todas aquellas que superen los 9-10 bares son excelentes.

En lo que respecta a la potencia, cabe destacar que la Philips 3200 tiene 1500 vatios, mientras que la De’Longhi se queda en 1450 vatios. Ahora bien, la diferencia es tan mínima que no se puede catalogar como una diferencia. Y mucho menos cuando, tras probar ambas, no notamos nada distinto. 

Capacidad del depósito del agua

Otra cualidad que comparten ambas cafeteras es que el volumen del depósito para el agua es el mismo, de 1,8 litros. Por lo tanto, pueden hacer la misma cantidad de cafés, si bien esta variará dependiendo del tipo de cafés que elabores, porque no todos requieren la misma cantidad de agua. Sin embargo, ambas cafeteras dan para el mismo número de tazas. 

Varias tazas a la vez

Si te fijas, las dos cafeteras cuentan con una doble salida de café, lo que significa que en las dos podemos elaborar dos cafés de forma simultánea. Eso sí, siempre y cuando sean expressos, porque no se pueden hacer dos cafés largos a la vez. Además,la doble salida de café también nos permite hacer un café más largo de lo habitual, con un doble shot. 

Sistema de leche incorporado

También es fácil de ver, a simple vista, que las dos cafeteras que protagonizan esta review cuentan con un espumador en el lateral, con el que podemos hacer crema de leche. La Philips 3200 dispone del sistema LatteGo, formado por dos partes, con el que hacer cafés tipo cappuccino es muy sencillo. En el caso de la De’Longhi Magnifica S, el sistema que utiliza es muy parecido, Cappuccino Avanzado, con un espumador como elemento principal para crear espuma de leche densa. 

Café en grano o molido

Si te estás preguntando si se puede utilizar tanto café en grano como café molido, la respuesta es que sí, en las dos cafeteras. Ambas disponen de un depósito para café molido, en caso de que tengas café en casa y no sepas qué hacer con él. Particularmente, lo uso cuando quiero tomar café descafeinado, de forma que utilizo el café descafeinado ya molido y el normal, en granos. 

Variedad de bebidas

Como las dos cafeteras disponen del sistema para crear espuma de leche, en ambas se pueden preparar 4 variedades distintas: espresso, café americano, cappuccino o latte macchiatto. Además, también puedes calentar solamente el agua para preparar infusiones, utilizando el vaporizador con agua.

Philips 3200 vs Delonghi Magnifica S

Philips 3200 vs De’Longhi Magnifica S: ¿Cuál es nuestra opinión?

Por último, nos queda poner en una balanza los pros y los contras de cada una para decidir con cuál nos quedamos. Y, para ser sincera, me ha costado más de lo que esperaba, porque me quedaría con las dos. Ahora bien, si tuviera que elegir solo una, sería la Philips 3200. En realidad, la decisión la baso en pequeños detalles, puesto que comparten la mayoría de funcionalidades relevantes, como la presión, la potencia, el sistema de espuma de leche o la preparación de bebidas diferentes.

Por tanto, son los pequeños detalles, como el hecho de que la pantalla de la Philips sea táctil, o que tenga un depósito de granos de café de más capacidad, los que me llevan a escoger este modelo. Además, el sistema LatteGo crea una espuma de leche más densa que el que tiene la De’Longhi, aunque hay que ser muy exquisito para notarlo. No obstante, como son dos cafeteras que están tan igualadas, cualquier mínima diferencia cuenta.

Dicho esto, solo depende de ti escoger la cafetera superautomática más interesante. Eso sí, puedes tener la tranquilidad de que, elijas la que elijas, será una opción muy buena.