Saltar al contenido

Logitech G923 Vs G29 – En busca del volante gaming más realista e innovador de Logitech

Logitech G923 Vs G29

El afán de muchas personas, y no solo adolescentes, por los videojuegos, lejos de cesar, sigue creciendo más y más. De hecho, es uno de los grandes hobbies intergeneracionales con el que los padres comparten tiempo con sus hijos. Tanto es así que el nivel de sofisticación que existe hoy en día en lo que respecta al equipamiento de los gamers es realmente alto. Uno de los componentes que no puede faltar en tu kit es el volante. En este artículo comparamos dos grandes modelos de esta compañía: Logitech G923 Vs G29.

Logitech es una de las marcas más reconocidas en el mundo de los gamers debido a la elevada calidad e innovación tecnológica que tienen sus productos. Así, la compañía ha lanzado al mercado la versión actualizada del volante G920. Es fácil comprobar, en un primer vistazo, que este modelo tiene un precio más elevado que su predecesor. La duda es si realmente merecerá la pena apostar por él o, por el contrario, mantiene mejor relación calidad-precio el G29. Lo analizamos, a continuación.

Logitech G923 Vs G29: principales diferencias

Si dudas entre estos dos modelos, probablemente te resultará más útil atender a las diferencias que hay entre ellos para tomar una decisión:

TRUEFORCE: respuestas en tiempo real

La diferencia más relevante entre el Logitech G923 y el G29 se llama TRUEFORCE. Se trata de una tecnología más avanzada de Force Feedback, gracias a la cual notarás un efecto vibratorio táctil mucho más real gracias a su procesamiento de 4000 veces por segundo. En consecuencia, vivirás una experiencia mucho más inmersiva.

TRUEFORCE se conecta directamente a los motores, y es capaz de generar respuestas vibratorias más fieles a lo que sentirías conduciendo un coche de carreras real. Así, la vibración será diferente según la actuación del coche. Es decir, vibra de forma distinta cuando frenas en seco, cuando sobrepasas la línea lateral, si pasas virtualmente por un camino de grava, o incluso si derrapas o das un volantazo. Eso sí, debes tener en cuenta que no todos los juegos compatibles con Logitech G923 son compatibles con TRUEFORCE. De hecho, solo es compatible con 8 juegos de PC, 5 de Xbox y 7 de PS.

Embrague dual: doble control

Otro de los aspectos en los que se nota el desarrollo tecnológico de los últimos años tiene que ver con el pedal del embrague. El Logitech G923 cuenta con un control programable de doble embrague, facilitando así la tracción en la salida y minimizando el humo. Esta funcionalidad permite una salida de carrera más sencilla y efectiva, si bien no está disponible para todos los juegos.

Logitech G923 Vs G29
Logitech G923 Vs G29: el G923 ofrece una sensación más realista e inmersiva que su rival

Compatibilidad: ¿Xbox, PC o Play Station?

Hablemos ahora de con qué aparatos de juego es compatible cada modelo, puesto que ya te adelantamos que hay alguna diferencia. El Logitech G923 es compatible con Xbox, Play Station (PS 4 y 5) y PC, siempre que su sistema operativo sea Windows 10. Por su parte, el Logitech G29 se puede utilizar con PS 3, 4 y 5 y con prácticamente cualquier ordenador, aunque no con Xbox. Como ves, los cinco años de diferencia entre ambos volantes se notan. Cabe destacar que ambos se pueden configurar a través del software G HUB de Logitech.

Logitech G923 Vs G29: puntos en común

No olvides que ambos volantes pertenecen a la misma marca, Logitech, y son de la serie G. Por tanto, no es raro pensar que tendrán algunos elementos comunes. De hecho, cabe destacar que en los dos casos puedes complementar el kit añadiendo la palanca de cambios Driving Force, aunque tendrás que adquirirla aparte. Estas son las principales similitudes entre los dos protagonistas de la review:

Volante: 900º de giro

La principal diferencia en lo que respecta al volante es la incorporación, en el G923, de la tecnología TRUEFORCE, de la que ya hemos hablado previamente. Por todo lo demás, lo cierto es que son muy similares. En los dos casos el volante cuenta con una capacidad de giro de hasta 2 vueltas y media, logrando un giro de 900 grados hasta que se vuelve a bloquear. Asimismo, cuentan con un sensor de conducción parecido al que tienen las salas de juegos; y disponen de un mecanismo que le protege contra el sobrecalentamiento.

Pedales: no lineales y calibración automática

Hablemos ahora de los pedales. Como sabes, tanto el Logitech G923 como el G29 están equipados con una estructura compuesta por tres pedales, simulando los pedales de un coche real. En los dos casos observamos que el pedal de freno es no lineal, lo que significa que la sensación de frenado es mucho más precisa gracias a que simula los sistemas de frenado más sensibles a la presión. No obstante, el resorte progresivo del Logitech G923 es algo más suave que el del G29. Además, los dos modelos que protagonizan nuestra review tienen un recubrimiento y un sistema de alfombrilla antideslizante, además de una calibración automática.

Medidas: sin diferencias

Este es uno de los aspectos que comparten los dos modelos que estamos analizando, puesto que no hay ninguna distinción en lo que se refiere al tamaño del volante ni de los pedales. Así, el volante tiene unas dimensiones de 27 x 26 x 27,8 cm, y pesa poco más de 2 kilos en ambos casos. Por su parte, cada pedal mide 16,7 x 42,8 x 31,1 cm, y pesan unos 3 kilos. En este sentido, Logitech no ha implementado un aumento en el tamaño del dispositivo.

Logitech G923 Vs G29
Logitech G923 Vs G29: aunque hay diferencias mínimas, el diseño es prácticamente igual en ambos volantes

Diseño: misma estética y materiales

Si nos fijamos en el diseño de los volantes gaming, tampoco encontramos importantes diferencias. De hecho, los dos volantes están hechos con los mismos materiales, principalmente, aluminio anodizado. Están recubiertos de cuero cosido manualmente, y el eje de conducción es de acero. Asimismo, en los dos volantes puedes ver, gracias a las luces LED en la parte frontal, cuándo te pasas de revoluciones, además del marcador de centro de aluminio. Por su parte, los pedales son de acero inoxidable bruñido en ambos casos, aunque su estructura es de acero laminado en frío.

Hay que fijarse para notar los pequeños detalles en los que se diferencian. El Logitech G923 tiene el logo de la compañía en el centro, mientras que el Logitech G29 mantiene el logo de Play Station. Asimismo, el primero cuenta con todo el diseño en color negro, a diferencia del segundo, en el que hay algunos detalles en rojo.

Logitech G923 Vs G29: nuestro veredicto

Llegados a este punto, cabe reflexionar sobre si merece la pena o no comprar el Logitech G923 o quedarte con el G29. Lo cierto es que las diferencias principales son elementos que perfeccionan la experiencia de juego haciéndola más inmersiva y real, pero el funcionamiento estructural es muy similar en ambos volantes. La compatibilidad con los juegos de diferentes consolas es mayor en el Logitech G923; de hecho, si tienes Xbox, la única alternativa que tienes es el Logitech G923, puesto que el G29 no es compatible con ella. Por otro lado, si quieres utilizarlo en ordenador, ofrece más rango de compatibilidad el Logitech G29.

En definitiva, si tu prioridad es el funcionamiento básico del volante y no te interesa contar con la tecnología de vibración y el control programable del embrague, te recomendamos quedarte con el G29. Se trata de un modelo más barato y que satisfará tus necesidades holgadamente. En cambio, si buscas una sensación más realista, el Logitech G923 es una opción más interesante. Sobre todo por el hiperrealismo que proporciona la tecnología TRUEFORCE, algo que no encontrarás en otro modelo del mercado.